Steve Bannon, estratega político, vocero de la derecha nacionalista y ex asesor presidencial de Donald Trump, anunció que el partido comunista chino será juzgado por sus crímenes contra la humanidad.

Bannon declaró a la prensa sobre la posible jugada geopolítica de Washington para contrarestar la guerra biológica y comercial emprendida por China a través de la crisis del coronavirus.

En palabras de Bannon, «el partido comunista chino pagará trillones de dólares por esto, hasta que estén en bancarota. Eventualmente, serán juzgados en Wuhan por el Chernobyl biológico que desataron para Wuhan, China, y el resto del mundo».

Según Bannon, se realizarán juicios sumarios comparables a los de Núremberg, todo para suprimir las capacidades del PCCh y acabar finalmente con el régimen socialista.

El estratega sigue trabajando en la constante denuncia del globalismo como amenaza. Sus posturas resultan relevantes, al ser una de las personas mejor conectadas con el movimiento patriota detrás de Trump.