En el marco de su campaña diplomática en contra de la tiranía comunista de Nicolás Maduro, el presidente brasileño Jair Bolsonaro aseguró estar coordinando con Estados Unidos la posibilidad de lograr un quiebre en la estructura militar venezolana.

El presidente brasileño ha sido uno de las voces más críticas en la región frente al secuestro tiránico del poder en Venezuela, no solo por su coherente posición ideológica en favor de la libertad, sino por la emergencia migratoria que hoy golpea a Brasil como consecuencia del éxodo de los venezolanos.

Frente esta situación el presidente brasileño declaró que Venezuela «no puede continuar como está» y señaló que «es nuestra intención y la de los estadounidenses que haya una fisura, una división, en el Ejército venezolano. No hay otro camino. Porque […] quien decide si el país vive en una democracia o en una dictadura son las Fuerzas Armadas», apuntó Bolsonaro.