Estás aquí:Home-Editorial

Réquiem nacionalista, nuestros presos políticos

Hoy debemos de hacer todo lo que se encuentre en nuestras posibilidades para aliviar el dolor, para secar las lágrimas de sus familiares y para demoler las prisiones que hoy los separan del mundo de los vivos. De nuevo, no exagero, nadie que se encuentre tras las rejas por motivos políticos en Venezuela puede considerarse vivo.