La epidemia de Coronavirus –Made in China- afecta a todo el mundo, en las últimas 36 horas, todos los servicios de noticias han reportado el hecho. Alberto Zambrano, editor en jefe de la sección en inglés de Cultura Política, médico cirujano, consultor de salud & seguridad industrial explica el lado geopolítico del suceso.

China está en el centro de un grave problema de salud pública. Una epidemia.

La geopolítica pekinesa de hegemónicas pretensiones ha llevado a la dictadura asiática a desarrollar intereses marítimos en la nueva ruta de la seda polar, -creada por Vladimir Putin a raíz del deshielo en el ártico, y bien trazada con rompehielos nucleares- así como la guerra comercial que según la propaganda comunista china, Washington DC ha comenzado en su contra; son muchas de las variopintas, y conocidas aristas de la República -para nada popular-. Esta web ha reportado el trato cruel e inusual del que la minoría étnica Uighur es víctima por manos de los nietos del Gran Timonel .

El soft power de influencia china se expresa desde aplicaciones en iPhones , -con reconocimiento facial, hechos en fábricas de dudosos estándares industriales,- hasta la forma trágica en la que la influencia la revolucion digital-y que no, cultural- que TikTok causa tras su veto parcial en las fuerzas armadas americanas.

Mientras el Foro Económico de Davos reúne a las élites financieras del mundo, Estados Unidos pasa por un proceso de juicio político a su presidente. Es el momento perfecto de China, cuyo mindset expansionista la hace siempre querer beneficiarse del sitio en el que está, de aprovechar la arista financiera de una transitoria crisis de salud pública cuyas implicaciones hacen que el comercio se caiga en todas las ciudades donde se reportan casos, metrópolis financieras, populosas capitales que manejan el día a día de las transacciones globales del mundo financiero.

La versión completa de este reportaje, así como los recursos bibliográficos estará disponible en el Patreon del autor, pueden seguirle en @AlbertoZambrano en  twitter.