• Culturapolitica.net – Civilizando la barbarie

    Somos un bastión dedicado al desarrollo de la cultura política como método para la regeneración de la civilización.

    Entre nuestras letras encontrarás contenido desarrollado por expertos de la ciencia política para aclarar todas tus dudas sobre la más elevada de las artes.

    No tememos herir susceptibilidades ni usaremos eufemismos, nuestra meta es analizar la polìtica tal y como es: el constante conflicto entre voluntades humanas por ordenar la sociedad.

Pompeya renace una cocina a la vez

Los domus eran las antiguas casas donde residían los ciudadanos romanos, de su nombre provienen muchas palabras que hoy en día seguimos usando como doméstico.  En Pompeya se reconstruyeron dos domus acatando los estándares que históricamente tuvieron antes de la trágica erupción del volcán  Vesubio en el año 79 d.c.

Antigua cocina romana en Pompeya. ANSA.

En la “Lavandería de Stephanus”, situada en la calle de la Abundancia, fue reinstalada una cocina antigua sobre el modelo adoptado un siglo antes del entonces Superintendente Vittorio Spinazzola, documentado por una foto de archivo de 1916.

El equipamiento de la “Lavandería de Stephanus” es parte de la valorización de las ruinas de Pompeya, pensado como un “museo extendido”, que prevé espacios distribuidos en varios puntos de la ciudad antigua dedicados a temas específicos.

Un ejemplo de ellos son la Villa Imperial, donde fueron recreados los ambientes domésticos del comedor y de la habitación, y el templo de Isis donde se recrean los cultos egipcios.

Un museo para viajar en el tiempo

La preparación de la “Lavandería” de comienzos del 1800 seguía lineamientos sumamente vanguardistas: hacer que el visitante entrase en contacto con la vida doméstica de los antiguos pobladores de Pompeya.

La cocina del siglo I D.C. está equipada con una sartén de hierro para la carne, y la vajilla necesaria para la preparación y cocción de los alimentos dispuesta sobre un banco grande de piedra.

Los objetos de uso cotidiano hoy expuestos provienen del depósito de la Casa de Baco y fueron identificados a través de la relectura de las “Libretas de Inventarios”, registros de época que proveen el número de piezas, refieren donde fueron encontrados y las breves descripciones.

La “Lavandería de Stephanus” estaba dotada de grandes bañeras de material para el lavado, alimentadas desde un flujo de agua ininterrumpido y de cuencos de piedra para la tintura, el lavado y el pulido, para los que se usaba particulares tipos de arcilla y de orina.

Terrazas en el piso superior eran destinadas al secado y a los tratamientos de las telas. Una prensa permitía planchar el tejido y volverlo brillante.

Los objetos colocados en las dos Domus están protegidos por una estructura de cristal templado de 13,52 mm, con detalles de seguridad en el caso de una rotura accidental, y con un sistema de descarga de los pesas en tierra.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *