• Culturapolitica.net – Civilizando la barbarie

    Somos un bastión dedicado al desarrollo de la cultura política como método para la regeneración de la civilización.

    Entre nuestras letras encontrarás contenido desarrollado por expertos de la ciencia política para aclarar todas tus dudas sobre la más elevada de las artes.

    No tememos herir susceptibilidades ni usaremos eufemismos, nuestra meta es analizar la polìtica tal y como es: el constante conflicto entre voluntades humanas por ordenar la sociedad.

Rusia amenaza a Polonia por querer demoler su pasado soviético

El pasado lunes 18 de Julio de 2017, el presidente polaco Andrzej Duda aprobó la ampliación de la Ley contra el comunismo, que comprende la demolición de más de 230 monumentos soviéticos en territorio polaco.

La polémica ley también incluye la remoción de elementos comunistas de nombres de escuelas o calles, instituciones sociales, puentes, plazas y en general edificaciones públicas de cualquier índole. El principal argumento sostenido por el partido mayoritario “Ley y Justicia” estriba en que los bienes públicos no deben inmortalizar la presencia soviética en Polonia, considerada como una trágica pesadilla para millones de polacos.

Por su parte, la Federación rusa abusa de su poderío militar para amenazar al gobierno polaco con posibles consecuencias negativas que acarrearía la ejecución de esta decisión soberana.

A través de un comunicado reproducido por la agencia Sputnik, el ministerio ruso de relaciones exteriores advierte que “Esta indignante provocación, armada intencionadamente por Varsovia, no quedará impune”.

Monumento soviético en Polonia

El Estado polaco remueve monumentos soviéticos como afirmación de su soberanía nacional.

Según el Kremlin, Polonia estaría violando los compromisos internacionales contraídos en los acuerdos ruso-polacos de 1992-1994, entre los cuáles aparentemente estaba incluida la obligación del Estado polaco de preservar los monumentos soviéticos en su territorio.

¿Valdrán más las estatuas que la “autodeterminación de los pueblos”?

También la cancillería rusa en una muestra de cinismo total, advierte a las autoridades polacas que la demolición de los monumentos soviéticos es una ofensa a los pueblos que integraron la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, además de aquellos que “lucharon por la libertad de los pueblos de Europa” incluidos los polacos.

La invasión y ocupación soviética contra Polonia fue un ejercicio de libertad según Moscú. Lo cierto es que un aproximado de 500 monumentos soviéticos están en riesgo de ser desmantelados como medidas de “descomunización”.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *